Desde un punto de vista ciego (II)

Lo que unos temen a otros les parece delicioso

Otro sol. Lo que pensábamos que podía ser el resplandor de una ciudad donde poder conseguir una forma de viajar hasta nuestro destino ha resultado ser otro abrasador sol. Al menos la suerte ahora empezará a mejorar. Más que nada porque es difícil que vaya a peor. Seguimos caminando. Un par de animales nos han detectado. No se acercan. Igual que los otros. No nos interesa demasiado entrar en combate. Hay que arriesgarse y seguir avanzando. Igual con suerte no somos su plato favorito y nos dejan ir. Pero resulta que el menú de este planeta no es muy variado y nosotros tenemos aspecto de postre. Nos atacan. No tengo armas, lo único que puedo hacer en combate es estorbar a alguien que intente disparar. Me aparto. Mi trabajo empezará después del combate si hay algún herido.

“es difícil que vaya a peor” Difícil pero no imposible. Apartándome de esos animales me he acercado a otros dos. Habrá que repetir truco a ver si hay suerte. Creo otra ilusión de un dragón Krayt. Parece que ha salido bien. Esta entre esos animales y yo. No me ven y están bastante atareados con el dragón. El delicioso dragón diría el rancor si le pudiéramos preguntar. Por atemorizar a unos animales he atraído a otro peor. Nota mental. La próxima ilusión que no se pueda comer. El rancor va directo a por el krayt, aunque aprovecha para “pedirme por favor” que me aparte, menos mal que no pudo centrarse en mi. Herido intento llegar a una cueva sin saber que hay dentro, pero no será peor que lo que hay fuera. Aunque creo que eso ya lo dije antes.

Parece que no hay nada aquí dentro. Ni dragones, ni rankors ni esos perros… a todo esto, tampoco esta Kee. No se donde ha ido a parar y no responde al comunicador. Espero que esté fuera del alcance del rancor. Intentamos descansar un poco y recuperar fuerzas. Curo algunas heridas e intento descansar para recuperarme yo también.  Exploramos la cueva en busca de una salida que no nos lleve de nuevo al rancor. La cueva es natural y esconde varios fosos algunos bastante profundos y largos pero parece que no alberga vida. Llegamos a una sala con un foso bastante profundo. Se puede pasar por la cornisa, pero un fallo y no lo contamos. Mejor agotar el resto de posibilidades. Seguimos dando vueltas llegando a varios pasillos sin salida. Llegamos a una sala con más animales que de nuevo no dudan en atacar. Creo una ilusión para intentar desviar los ataques y evitar que hieran a los demás, pero aunque parece bastante real la ilusión los que les están haciendo daño son los de verdad y no prestan atención a la ilusión. Algunos están sufriendo bastantes heridas. Espero que el combate termine pronto y no sea demasiado tarde para asistirles. Contra esas criaturas no puedo hacer gran cosa, pero con las herramientas necesarias y un paciente con vida puedo hacer que sobreviva más de lo que el mismo paciente cree que va a vivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s