Prólogo de la Aventura – Parte 1

Prólogo

Cómo los personajes se conocen y empiezan la aventura

Episodio I – Parte 1

A bordo del Excelsior – Carguero Coreliano de Clase Epsilon 

Los personajes se encuentran a bordo del Excelsior, un carguero Coreliano de clase Epsilon que se encuentra en ruta de Coruscant a Quermia. Cada uno de los jugadores se encuentra de viaje por un motivo diferente, que puede ser desde una misión del Templo Jedi en el caso de los usuarios de la Fuerza, mensajeros de algún tipo, búsqueda de nuevos horizontes,… No es necesario que se dirijan a un planeta concreto de la ruta, sino que pueden viajar usando ésta y de allí buscar un nuevo medio de transporte que les lleve al destino final.

Los personajes se encuentran tranquilamente en la cubierta 12 del carguero, en uno de los numerosos bares que pueblan esta sección de la nave cuando de repente experimentan una extraña sacudida. Se puede leer lo siguiente a los jugadores:

“Te encuentras en Agamar, uno de los bares/restaurantes de la cubierta 12 del Carguero Excelsior, que realiza la ruta entre Coruscant y Quernia. En apenas 3 horas llegarás a Gala, donde harás una breve parada para continuar tu viaje. No hay nada que hacer en el Carguero, así que estás pasando el resto del viaje en el Bar, esperando llegar a tu destino y, quien sabe, quizá hacer alguna amistad interesante.

El bar está ocupado por una veintena de seres, de todo tipo de razas. La mayoría visten de una forma formal, sin estridencias, ni con ropajes caros en exceso ni sucios o malolientes. Ahora mismo están dando una repetición de carreras de vainas en las holopantallas que se encuentran en las paredes, aunque parece que nadie les presta demasiada atención. En una de las esquinas de la sala, un grupo de Duros están discutiendo en su idioma sobre algo, si bien en algunos momentos paran para reir un buen rato y seguir con su conversación (Nota Conversación entre Duros). Detrás de la barra se encuentra un droide de servicio del que no podrías precisar concretamente el modelo. Todo parece tranquilo y eso no hace más que aumentar tu necesidad de llegar a destino y acortar el viaje.

De repente, una fuerte sacudida hace balancearse la nave. Las luces del carguero empiezan a fluctuar y algo de caos se apodera de la estancia. Finalmente las luces se encienden de nuevo y se escucha por las holopantallas y a través del Droide de servicio el siguiente mensaje.

<<ATENCIÓN ATENCIÓN Sres. Pasajeros, el Excelsior está teniendo problemas técnicos que serán rápidamente resueltos. Siguiendo el protocolo de Seguridad Espacial de la Compañía, rogamos a aquellos pasajeros que dispongan de camarote que se dirijan a los mismos y a los que no dispongan se dirijan a la cubierta 4, donde el personal de la nave les indicará un lugar donde puedan acomodarse en caso que la avería se solucione más tarde de lo esperado. Por favor, desplácense con tranquilidad y siguiendo los leds indicadores que han aparecido en el suelo. Muchas gracias por su cooperación y disculpen las molestias.>>

Puedes comprobar que la mayoría de pasajeros hace caso omiso de la advertencia y sólo 3 personas abandonan el bar con cierta prisa. (Nota Tirada de Astronavegar). De repente una segunda sacudida, más fuerte que la anterior hace que caiga el mobiliario de la sala al suelo. Todas las botellas de detrás de la barra se rompen estrepitosamente. Las luces se apagan completamente. Al cabo de 5 segundos se vuelven a encender las luces. La mayoría de los ocupantes del bar se encuentran aturdidos y desorientados. El droide de servicio se encuentra en el suelo y pide ayuda para ponerse de nuevo en pie. Se escucha un nuevo mensaje por los comunicadores.

<<ATENCIÓN ATENCIÓN Sres. Pasajeros, el Excelsior está atravesando en estos momentos un campo de asteroides no contemplado en los mapas de navegación. Se trata de un obstáculo de pequeñas dimensiones que pasaremos en breve. Los escudos de la nave protegen de cualquier tipo de daño importante, así que no deben preocuparse. Siguiendo el protocolo de Seguridad Espacial de la Compañía, les aconsejamos se dirijan a los lugares indicados previamente con el fin de evitar posibles contusiones debido a los movimientos bruscos. Rogamos eviten el uso de turboascensores. Muchas gracias por su cooperación y disculpen las molestias.>>

Ahora sí que la mayoría de los pasajeros se disponen a salir del bar. Los duros se acercan a la barra para ayudar al droide a ponerse de pie. En el momento en el que te dispones a salir por la puerta, una tercera sacudida (CD 15 o 1d3 puntos de daño) se hace notar en el Excelsior. Las luces se apagan de nuevo (Nota Tirada de Observar). Las luces de emergencia de la nave se encienden tras 10 segundos de completa oscuridad. Entre la penumbra puedes localizar a los duros dejando al droide en el suelo y acercándose a la salida. Otras personas se encuentran próximas a ti, pero por la expresión en sus caras parece que tienen la misma idea que tú sobre lo que está pasando. De nuevo un mensaje por las pantallas.

<<ATENCIÓN ATENCIÓN Sres. Pasajeros rogamos que se dirijan a los puntos indicados CON LA MAYOR BREVEDAD POSIBLE. En las zonas sin suministro eléctrico, sigan el camino indicado por los leds para alcanzar las escaleras que dan acceso a las diferentes cubiertas (Nota Mensaje del Comandante del Excelsior). Gracias.>>

Ahora en los altavoces se puede escuchar una alarma. El grupo de personas en el que te encuentras se mueve como un banco de pájaros espaciales Astrion por la Galaxia Nube de Adumar, todos a una siguiendo las luces del suelo, con rapidez, pero parece que con calma. Os unís a otros grupos de personas que salen de otros restaurantes, en el mismo estado de incertidumbre que vosotros. De repente un fuerte destello a través de las ventanas exteriores de la nave rompe la oscuridad y puedes ver claramente como una pequeña nave que no puedes identificar se aleja del Excelsior para dar media vuelta y disparar al carguero. Hay una explosión en el interior del Excelsior y una parte del techo se desploma cerca vuestro, sepultando a uno de los grupos de pasajeros que se dirigían a las escaleras.

La alarma sigue sonando y las pantallas se encuentran apagadas, pero un nuevo mensaje se escucha por todas partes:

“ATENCIÓN ATENCIÓN Sres. pasajeros dirijanse a las cápsulas de escape más próximas de su cubierta, REPITO, dirijanse a las cápsulas de escape más próximas de su cubierta y abandonen la nave.>>

Ahora el caos se desata, todo el mundo se mueve en todas direcciones, intentando orientarse en la penumbra que ha quedado.

Tu sigues a un grupo que parece un poco más decidido y que aparenta ir en la dirección en la que crees que se encuentran las cápsulas de escape, la parte más exterior de la cubierta. Un nuevo fogonazo te frena en seco, justo antes de ver como una buena parte del pasadizo que hace unos momentos se extendía en frente tuyo se desploma, impidiendo seguir por esa ruta. Unos cuantos individuos han sido sepultados por cientos de kilos de duracero. Tu acompañante te dice <<Yo me quedo a ayudar a los heridos, tu acompaña a esta gente a la cápsula de escape, yo me reúno allí contigo.>> No te da opción a quedarte con él/ella.

Das media vuelta y avanzas por un nuevo pasillo. Ahora ves claramente como la palabra EMERGENCY se encuentra escrita en la pared y una serie de flechas indican que vas en la dirección correcta. Se escucha un mensaje grabado que dice <<Daño integral en el casco 50%>>.

Sigues avanzando por el pasillo, girándote frecuentemente para observar si tu acompañante va detrás tuyo, pero no logras verlo. Además, el resto de seres que van contigo te arrastran con ellos en una única dirección, hacia adelante, siguiendo las flechas. Se escucha <<Daño integral en el casco 75%>>.

Finalmente llegas a una sala donde hay varias cápsulas de escape. Algunas han sido ya utilizadas y sólo puedes ver la puerta hidroeléctrica cerrada. La gente se amontona en las cápsulas libres y una a una se van separando del Excelsior. <<Daño integral en el casco 90%>>. Sigues mirando por si tu acompañante se acerca por el pasillo. No ves a nadie más que se acerque.

Escuchas una voz desde dentro de la última cápsula disponible. Se trata de un ser con un cuerno negro en la cabeza que dice <<Vosotros, empanaos, es la última cápsula. O espabiláis o vais a tener un ataúd de miles de kilos de duracero, vamos>>. Puedes ver movimiento por el pasillo, una figura avanza rápidamente. Podría ser tu acompañante, pero no puedes asegurarlo. No, no es él/ella, se trata de una niña de cabellos dorados que se dirige hacia tí. Cae justo a tus pies. Tomas una decisión. Coges a la niña y la introduces contigo en la cápsula, justo antes que se cierre la puerta y notes la aceleración de la pequeña nave mientras se va alejando del Excelsior”.

Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s